chicas de compañia

Ser escort

La gran competitividad en el sector de las y los acompañantes es muy fuerte. En estos últimos años el negocio de escorts en Barcelona ha crecido gracias al aumento de la demanda. La discreción, la elegancia y la sensualidad son los ingredientes que componen esta profesión.

En la ciudad condal podemos hallar diversas agencias que se dedican a ofrecer sus servicios mediante una serie de parámetros establecidos por los clientes y por la propia agencia con tal de proporcionar la persona más idónea para cada servicio. Los hombres y mujeres escorts en Barcelona son personas atractivas, elegantes y con excelentes aptitudes que encajan a la perfección para interpretar todo tipo de papeles.

Las agencias prestan servicios de élite con tal de hacer disfrutar a los clientes física y emocionalmente. Esta calidad en los servicios surge de las exigencias de la demanda actual.

Los acompañantes son cuidadosamente elegidos basándose siempre en los criterios de los clientes con tal de garantizar un éxito total en el servicio. Esta profesión, destinada al lujo y al placer, ha crecido como la espuma en estos últimos años. Tanto hombres como mujeres solicitan estos servicios para sentirse acompañados, disfrutar de una velada o evento o simplemente gozar de la compañía.

La discreción y la confidencialidad de esta profesión son esenciales y es por ello que desconocemos la cifra exacta de trabajo que generan estos servicios dado que los que trabajan como escorts llevan una doble vida.

Esta profesión es muy poco entendida por una sociedad cerrada de mente en la que sus concepciones están basadas en tabúes, miedos y desconocimientos. Se trata de un trabajo digno para aquellos que quieren trabajar de ello.

Ser escort no significa ser prostituta o prostituto de lujo, sino que abarca mucho más de esto. Se trata de un acompañante que acude a todo tipo de eventos y en ello se puede incluir o no el sexo. Una escort dispone de aptitudes, modales y conocimientos de todo tipo, deslumbrando ya no sólo por su físico sino que también por su intelecto.

Además, los y las escorts no trabajan en la calle como lo hacen las prostitutas. Esta profesión no es de cara al público pues la discreción no tan sólo se lleva a cabo durante el servicio sino que también se aplica en la identidad de los acompañantes.

Las agencias de escorts ofrecen servicios de gran calidad con tal de garantizar el goce de los clientes. Es cierto que son más hombres que mujeres los que solicitan estos servicios, pero ello no significa que la mujer quede muy atrás en la contratación de escorts.

La comodidad y seguridad de esa profesión posee múltiples ventajas tanto para las escorts como para los clientes.

Trabajar en una agencia supone que parte del trabajo ya está hecho, facilitando el servicio al acompañante y al cliente, pues la misma agencia filtra a los clientes.

Las mujeres y los hombres de compañía ofrecen servicios de alto standing. El valor de esta profesión es indudable, no disponemos de cifras pero en la prensa misma podemos vislumbrar a empresarios, futbolistas y celebridades contratan estos servicios para disfrutar de la compañía de escorts.

Categories: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *